martes, 17 de diciembre de 2013

VIAJE


Los varaderos siempre me despiertan el deseo del viaje... o de la huida.

Silvana

De la huida



La huida sigue un camino circular, siempre te lleva al mismo lugar del punto de partida. 

La huida no está en el cambio de paisaje, ni de nuevas personas. 
La esperanza de huir se junta con la decepción de la permanencia. 
La puerta de salida no da al camino de piedras, tierra y polvo. 
No hay puerta de salida. 
No necesitamos huir porque ya estamos en el punto de llegada. 
La distancia que se recorre dentro de un mismo punto puede ser larga y desesperanzada. 
Cuando faltan las fuerzas no queda más remedio que llegar a un acuerdo para que puedan 
convivir la necesidad de huir con el deseo de llegar, 
solo así mantendremos la calma y dejaremos de ser náufragos para convertirnos en sobrevivientes.


A todos los que huyen. 


Miguel Ángel miranda (Mi profe de Audio-visuales)